CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La Dra. Gladys Bórquez, presidenta del Departamento de Ética del Colegio Médico, Carlos Murillo, presidente de CIF, el Dr. Enrique Paris, presidente del Colegio Médico e Ítalo Zanca, segundo vicepresidente de CIF, durante la ceremonia de firma del Acuerdo. 

Autoridades, académicos de la salud, pacientes, y representantes del gremio médico e industria farmacéutica se reunieron el pasado lunes 24 de abril para presenciar la firma del acuerdo sobre “Lineamientos Éticos para Evitar Conflictos de Interés” suscrito entre el Colegio Médico y la Cámara de Innovación Farmacéutica de Chile, CIF.

El Acuerdo es fruto de un largo trabajo desarrollado por los respectivos Comités de Ética de ambas instituciones y tiene por objeto eliminar posibles conflictos de interés en la relación entre la industria y el cuerpo médico. Con él se busca garantizar mayor transparencia en la contribución que la industria innovadora hace en la transferencia de conocimientos asociados a las nuevas terapias, evitando transferencias de valor personales y privilegiando las relaciones de carácter institucional.

El nuevo marco regulatorio -incorporado en el Anexo Chile al Código de Buenas Prácticas de IFPMA al que adhieren los laboratorios asociados a CIF, establece estrictas normas de autorregulación global del actuar ético y profesional de sus miembros en la promoción de sus medicamentos y en la interacción con los profesionales de la salud.

“Los facultativos tendrán que emitir recetas en base a la información científica y estudios que existan sobre la efectividad en el paciente y el beneficio que va a obtener éste al recibir ese medicamento y no por otros motivos, que nosotros queremos que se terminen”, señaló el Dr. Enrique Paris, presidente del Colegio Médico de Chile.

“La evolución de nuestras sociedades y las demandas de mayor transparencia por parte de los ciudadanos, acompañado  de las nuevas posibilidades que ofrecen los medios de comunicación y redes sociales, impone a todos los actores sociales a subir sus estándares de actuación, más allá incluso de la legislación sanitaria vigente”, señaló Carlos Murillo, presidente CIF.

“Este acuerdo marca un estándar ético mínimo que nos permite exigir su replicación con las otras asociaciones de la industria farmacéutica, empresas de alimentos y de dispositivos médicos. Entre los objetivos que perseguimos hay dos que son muy importantes para el trabajo médico: primero, asegurar una prescripción correcta en beneficio del paciente, y segundo, contribuir a la recuperación de la confianza en nuestra profesión”, destacó la Dra. Gladys Bórquez, presidenta del Comité de Ética del Colegio Médico de Chile.

Ítalo Zanca, segundo vicepresidente de CIF, señaló que este Acuerdo muestra el compromiso de la industria de innovación con los pacientes y espera que contribuya a crear una relación industria-médicos transparente y ajena a potenciales conflictos de interés”.