CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El desarrollo de la bioequivalencia en Chile y los alcances del proyecto de Ley de Fármacos II, fueron los principales temas abordados en el 1° Workshop Panamericano en Implementación de Bioexenciones basadas en el Sistema de Clasificación Biofarmacéutica, organizado por la Facultad de Química de la Universidad Católica de Chile. 

Representantes del Colegio Médico, Instituto de Salud Pública, Prolmed y el Colegio de Químicos Farmacéuticos de Chile, participaron de la mesa redonda “Bioequivalencia e Intercambiabilidad de Medicamentos” y  entregaron su visión sobre el marco científico para demostrar bioequivalencia de medicamentos.

Jean-Jacques Duhart, vicepresidente ejecutivo de CIF Chile, se refirió a la situación de nuestro país en materia de productos que han demostrado bioequivalencia y destacó la importancia de promover el desarrollo de estándares de calidad, eficacia y seguridad de medicamentos esenciales para la salud. “La bioequivalencia debe ampliarse con energía y decisión evitando señales contradictorias, lo fundamental es poner las reglas e incentivos correctos”, destacó.

Mauricio Huberman, presidente del Colegio de Químicos Farmacéuticos y Bioquímicos, señaló: “se necesita certificar la calidad para tener intercambiabilidad, lo que queremos es que la gente pueda, en algunos casos, intercambiar productos de igual calidad que estén dentro de un mismo rango para que la gente pueda acceder a los tratamientos”.

José Luis Cárdenas, presidente de la asociación gremial de Productores Locales de Medicamentos (Prolmed) dijo: “nos interesa participar en una discusión donde efectivamente uno pueda decir que la bioequivalencia va por un buen camino  y ojalá en un mediano plazo tengamos una parte importante de los medicamentos certificados”.