El acuerdo establece un marco regulatorio que fija las actividades y acciones que estarán absolutamente excluidas para los laboratorios asociados en su relación con médicos y profesionales de la salud prescriptores.

Un acuerdo que establece un marco ético de acción para eliminar los potenciales conflictos de interés en la relación médico-industria, firmaron el Colegio Médico y la Cámara de la Innovación Farmacéutica de Chile AG (CIF).

El Colegio Médico de Chile y la Cámara de la Innovación Farmacéutica de Chile AG (CIF) firmaron hoy un Acuerdo que establece un marco ético de acción para eliminar los potenciales conflictos de interés en la relación médico-industria.

Como resultado de un largo periodo de trabajo entre los comités de Ética de ambos organismos gremiales, los laboratorios asociados a CIF decidieron evitar transferencias de valor personales, privilegiando las relaciones de carácter institucional como medida de autoregulación.

Este marco regulatorio- que ha quedado incorporado en el Anexo Chile al Código IFPMA de Buenas Prácticas y que todos los miembros de CIF han suscrito- establece las actividades y acciones que estarán absolutamente excluidas para los laboratorios asociados en su relación con médicos y profesionales de la salud prescriptores. Entre ellas, invitaciones en forma individual o personal a congresos, tanto nacionales como internacionales; invitaciones a cenas, almuerzos, desayunos u otras atenciones; la entrega de cualquier tipo de obsequio, sin importar su valor-; el financiamiento de servicios de café y almuerzos en reuniones médicas en hospitales públicos y privados, clínicas y otros centros asistenciales, entre otros.

 Las actividades que contarán con el apoyo de los laboratorios asociados a CIF son aquéllas cuyo objetivo principal sea la educación médica y/o divulgación científica, dirigidas a profesionales de la salud y organizadas por un laboratorio o un tercero.  Estas actividades se realizarán en modalidades institucionales y no involucrarán transferencias de valor a profesionales de la salud prescriptores de manera personal o individual.

La CIF y los laboratorios asociados y el Colegio Médico de Chile consideran que, adoptando estas acciones que cumplen con el objetivo de eliminar toda percepción de conflictos de interés, manteniendo al mismo tiempo la tan necesaria formación médica continua, contribuyen a crear en Chile un ambiente de confianza y transparencia en las relaciones que deben existir entre todos los miembros que participan en la actividad de protección, fomento y recuperación de la salud de los chilenos.

 

Diario Pulso