CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Fight the Fakes, la campaña mundial contra medicamentos falsificados, destacó la publicación de dos informes de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que destacan el alcance y el impacto de productos médicos falsificados, especialmente en los países más pobres del mundo.

Según los nuevos datos publicados por la OMS, uno de cada diez productos médicos que circulan en países de bajos y medianos ingresos es de calidad inferior o está falsificado. Se estima que 72.000 a 169.000 niños pueden morir cada año por neumonía debido a antibióticos de calidad inferior y falsificados.

Los medicamentos falsificados no tratan o envenenan a los pacientes, prolongando o empeorando las enfermedades que pueden conducir a la discapacidad o a la pérdida de la vida. Además, al hacerse pasar por medicamentos genuinos, las medicinas falsificadas socavan la confianza pública en los sistemas de salud y los profesionales de la salud.

Los informes de la OMS muestran que todas las áreas de enfermedad se ven afectadas por medicamentos falsificados, siendo los antimaláricos y los antibióticos los más comúnmente informados. Por lo tanto, también son un factor crucial en el aumento de la resistencia a los antimicrobianos en todo el mundo.

La mayoría de los medicamentos falsificados y de calidad inferior (42%) provienen del África subsahariana, seguidos por un 21% de las Américas y un 21% de la región europea. Sin embargo, esto es solo la punta del iceberg. Es muy probable que estas cifras representen solo una pequeña proporción del problema.

La OMS destaca la importancia de la prevención, incluida la educación y la sensibilización, así como la participación de las múltiples partes interesadas. Como una campaña global que alinea las acciones de 35 socios activos a lo largo de la cadena de suministro, y que proporciona información precisa sobre los riesgos de medicamentos falsificados, Fight the Fakes apoya a la OMS explicando cómo evitar falsificaciones, cómo detectarlos y cómo reportar productos sospechosos.

Conoce los informes:

 

Acerca de Fight the Fakes

Fight the Fakes es una campaña que busca crear conciencia sobre los peligros de los medicamentos falsos.  Fundada hace cuatro años, Fight the Fakes ofrece una voz a aquellos que han sido afectados por medicamentos falsificados y arroja a la luz los riesgos para la salud pública.

A través de sus asociados, Fight the Fakes llega no solo al público en general, sino también a miles de enfermeras, farmacéuticos, investigadores, ONG, fundaciones, instituciones académicas y sus estudiantes, y a la industria farmacéutica.

Su sitio web sirve como un centro de materiales y herramientas de acción en línea que pueden ser utilizados para informar, inspirar, empoderar y movilizar a las comunidades contra los medicamentos falsos.

 

Medicamentos falsificados

Se puede falsificar casi cualquier tipo de productos farmacéuticos, ya sean medicamentos de “estilo de vida”, incluida la disfunción eréctil y la pérdida de peso, o medicamentos que salvan vidas, como los utilizados para tratar la malaria, la tuberculosis, el VIH / SIDA, el cáncer, las enfermedades cardíacas, la diabetes y otras condiciones que amenazan la vida.

Los fabricantes de medicamentos falsos no discriminan: los medicamentos falsificados pueden ser tanto medicamentos de larga data como comercializados recientemente, tanto de marca como genéricos, y tanto nacionales como importados.

 

Start typing and press Enter to search