En relación al episodio relevado por la prensa en días pasados respecto de una supuesta de presión a una farmacia de Ñuñoa de parte de un laboratorio, por vender un medicamento a un precio menor que el establecido para las cadenas farmacéuticas, la Cámara de la Innovación Farmacéutica de Chile (CIF), que agrupa a 23 laboratorios internacionales de innovación, declara lo siguiente:

En virtud de la gravedad de la situación denunciada, creemos necesario aclarar en forma completa y a la brevedad los hechos acaecidos, a través de una investigación por parte de los organismos competentes (MINSAL e ISP) y, en caso de verificarse, solicitar que se adopten las sanciones que contempla la normativa legal.

CIF- entre cuyos asociados no se encuentra el laboratorio aludido-, estima que las prácticas mencionadas, de comprobarse su efectividad a través del respectivo sumario, son absolutamente reprobables, por cuanto significan una presión indebida sobre un local de farmacia, con lo que se afecta la confianza de los pacientes y consumidores,  y porque conlleva una vulneración de la normativa vigente, que señala que  las condiciones comerciales ofrecidas por un laboratorio deben ceñirse a su lista de precios y política de descuentos, las que deben ser de público conocimiento y no pueden significar en ningún caso un tratamiento discriminatorio con las farmacias (Resolución 534 Comisión Resolutiva y posteriores).