El Código IFPMA de Buenas Prácticas, elaborado por la Federación Internacional de la Industria del Medicamento (International Federation of Pharmaceutical Manufacturers ans Associations – IFPMA), que representa a la industria farmacéutica de investigación, fue elaborado en 1981 como base de un enfoque autorregulatorio global y ha sido actualizado y fortalecido en forma regular para adaptarse a las cambiantes necesidades. El alcance de la revisión de 2012 extiende este alto estándar de práctica de la industria farmacéutica más allá de las prácticas de marketing a fin de cubrir todas las interacciones con los profesionales sanitarios, las instituciones médicas y las organizaciones de pacientes.

Al estar centrados en atender los mayores intereses de los pacientes, tenemos la obligación moral de comunicar y participar en todas las relaciones con integridad, precisión y claridad. El Código IFPMA de Buenas Prácticas es un ejemplo tangible del compromiso de la industria farmacéutica de investigación de realizar un aporte a la salud pública mundial adhiriendo a los más elevados estándares de práctica.

El éxito del Código requiere altos niveles de concientización tanto del estándar en sí mismo como de los procedimientos establecidos para el registro de reclamos. Las empresas miembros de IFPMA tienen el compromiso de informar a la totalidad de sus 1.300 millones de empleados acerca del Código, así como de proporcionar entrenamiento riguroso. En tanto que nuestra industria asume la responsabilidad de ejercer su actividad comercial con los más altos estándares éticos posibles, alentamos a los demás – médicos, farmacéuticos, enfermeros, académicos, pacientes y consumidores – a que tomen conciencia de este nuevo parámetro y a que se aseguren de que se aplican prácticas éticas del mismo nivel en todo el sector de asistencia sanitaria.


Mejorar la calidad de vida de las personas mediante el avance del conocimiento médico, el desarrollo de nuevos medicamentos y de las tecnologías en materia de salud es una prioridad para la industria farmacéutica de innovación, representada en la Cámara de la Innovación Farmacéutica. Es así como, proactivamente y sentando un precedente en materia de autorregulación, las compañías farmacéuticas asociadas a CIF han acordado nuevas y más estrictas normas de conducta referidas a las relaciones entre la industria y los profesionales de la salud. Por esta razón, los laboratorios miembros de CIF en 2017 adscribieron al Código IFPMA Anexo de Chile.

Se espera que esta medida sea entendida como un fiel reflejo del compromiso permanente por el desarrollo de una relación entre la industria y el cuerpo médico, basada en el respeto muto, la integridad, y la transparencia, y que tiene como único objetivo procurar una mejor salud para todos los chilenos, en un contexto de plena confianza entre los distintos actores del sistema de Salud.


 

Start typing and press Enter to search