Farmacovigilancia es el conjunto de actividades relacionadas con el monitoreo y análisis del perfil de seguridad de los medicamentos, lo que permite a las autoridades sanitarias tomar decisiones en forma oportuna, respecto al uso adecuado y racional de los medicamentos, con el fin último de proteger la salud de los pacientes.

De esta forma se pueden detectar posibles reacciones adversas graves o infrecuentes que no fueron detectadas durante el proceso de estudios clínicos y que pueden, incluso, provocar la disminución de la eficacia del medicamento.

Por esta razón, es de suma importancia que cada país cuente con un sistema de farmacovigilancia sólido que permita la identificación de reacciones adversas para posteriormente compartirlas y compararlas con otros sistemas de farmacovigilancia del mundo.

Si bien hay una necesidad de mantener un continuo seguimiento a todos los medicamentos, los bioterapéuticos representan un foco de atención y preocupación aún mayor debido a la complejidad de su composición. La falla en una de las etapas del proceso de creación de un bioterapéutico podría desencadenar respuestas inmunitarias indeseadas que pueden reportarse meses después del inicio del tratamiento.

Existen diferentes métodos y vías por las que los profesionales de la salud pueden reportar reacciones adversas de un medicamento. Algunas son: la notificación espontánea de reacción adversa, registros médicos o análisis retrospectivos de bases de datos existentes o registros para un seguimiento más detallado de pacientes.

La técnica más utilizada a nivel mundial es la notificación espontanea que recopila la información en bases de datos. Algunas son:

En Chile, el proceso de Farmacovigilancia está regulado por la Norma Técnica 140, que señala que el Instituto de Salud Pública (ISP) será la entidad encargada de la vigilancia de la seguridad de las especialidades farmacéuticas y de aquellos productos que no estando registrados y que hayan sido autorizados para su uso en investigación científica. Actualmente, el ISP recopila las notificaciones de sospechas de reacciones adversas enviadas por los profesionales de la salud del país y por los titulares de los registros sanitarios de los fármacos.

CIF tiene dentro de sus objetivos promover la calidad, seguridad y eficacia de los medicamentos en Chile, a través del desarrollo de Programas de Farmacovigilancia de acuerdo con estándares y buenas prácticas nacionales e internacionales.

|VIDEO| Descubre aquí la importancia de la Farmacovigilancia:

Start typing and press Enter to search